Recetas

Receta: Pestiños

receta-pestiños

Tabla de Contenidos

La receta de los pestiños, receta tradicional de la región andaluza, se remonta a los siglos de dominio musulmán de la península Ibérica. La primera mención literaria se remonta al siglo XVI en la obra La Lozana andaluza (1521), aunque probablemente se mucho más antiguo. 

Por otro lado, el pestiño puede resultar muy similar al Chebakia marroquí, un dulce que se suele consumir en Ramadán por el aporte energético que otorga. Por su parte, el pestiño es un dulce que se suele consumir en Navidad y en Semana Santa, extendiéndose, a día de hoy, a otras festividades como los carnavales. Sin embargo, volviendo al tema, si se han probado ambos dulces se puede sacar las semejanzas entre ambos, sobre todo con los pestiños rebozados con miel.

Establecido el origen de esta receta, sobre los pestiños suele sobrevolar una gran discusión: ¿Están más bueno cubiertos de miel o espolvoreados con azúcar? Discusiones aparte, los pestiños se pueden elaborar de cualquier tamaño y cualquier forma. Sin embargo, lo más habitual es encontrar los pestiños con una forma rectangular o cuadrada, con dos de sus puntas plegadas sobre sí a modo de «pañuelo».

De este modo, hoy os proponemos desde Harinera el Molino una receta con la que poder realizar en sencillos pasos unos ricos pestiños caseros para disfrutar esta Navidad.

Ingredientes

Dificultad y Tiempo

Dificultad
Tiempo

¿Cómo Hacer Pestiños Rebozados en Azúcar?

Aromatizar el Aceite

El primer paso a realizar en esta receta es la aromatización del aceite. Para ello se vierten los 250 ml de aceite de oliva virgen extra en una sartén, junto a la canela y a la piel de limón. Seguidamente vamos a freír a fuego no muy fuerte para que el aceite no se queme. Finalmente dejamos que el aceite se enfrié, eliminamos la piel del limón, la ramita de canela y se reserva el aceite en un cuenco grande.

Elaboramos la Masa de los Pestiños

Para elaborar la masa de los pestiños iremos añadiendo los siguientes ingredientes al cuenco con el aceite: los 250 ml de vino, la sal y un poco de harina. Tras esto se removerán bien los ingredientes. Tras esto vamos a ir añadiendo poco a poco el resto de la harina, hasta que tengamos que amasar con las manos. Tendremos que amasar durante unos 5 minutos aproximadamente para que quede una masa suave y uniforme. Esta masa será muy fácil de trabajar gracias al aceite, que también impide que se quede pegada.

Una vez que hemos conseguido una masa como se ha descrito más arriba, vamos a proceder a realizar bolitas pequeñas con las manos. Estas  bolitas luego se procederá a estirar muy bien con el rodillo para que la masa quede muy fina. Una vez que se ha estirado la masa, cogeremos un pico de la masa y su opuesto para unirlos en el centro. Cuando los hayamos juntado en el centro tendremos que hacer presión para que no se separen y abran mientras los freímos.

¿Cómo Freír los Pestiños?

Para freír los pestiños tendremos que coger una sartén y echar aceite de oliva virgen extra en abundancia. Tras esto se calentará el aceite y se irá incorporando la masa de los pestiños a la sartén. Los dejaremos freír hasta que ambas caras del pestiño estén doradas. Una vez que veamos que el pestiño se ha dorado lo apartaremos en un plato con una servilleta para que elimine el exceso de aceite.

Pestiños Emborrizados en Azúcar

El paso final para lograr los pestiños con azúcar consiste en emborrizarlos en este ingrediente. Esto se tiene que realizar una vez que se ha sacado el pestiño de la sartén pero antes de que este enfrié.

¿Cómo Hacer Pestiños con Miel?

Aromatizar el Aceite y Elaborar la Masa

Al igual que en el caso anterior, vamos a empezar por añadir el aceite a una sartén junto a cáscara de limón o naranja. Cuando el aceite empiece a borbotear retiraremos la cáscara y añadiremos el anís en grano. Tras esto procederemos a apagar el fuego y a dejar que enfrié del todo el aceite.

Una vez que el aceite se haya enfriado procederemos a añadir el vino dulce, el anís dulce, el ajonjolí, una pizca de sal y la harina poco a poco. Mezclaremos todos los ingredientes hasta que tengamos que amasar con las manos. Tendremos que amasar durante unos 5 minutos aproximadamente para que quede una masa suave y uniforme. Finalmente se dejará reposar la masa durante unos 30 minutos aproximadamente.

Amasar y Freír los Pestiños

Una vez que la masa se ha enfriado tal y como se describe más arriba, vamos a proceder a realizar bolitas pequeñas con las manos. Estas  bolitas luego se procederá a estirar muy bien con el rodillo para que la masa quede muy fina. Una vez que se ha estirado la masa, cogeremos un pico de la masa y su opuesto para unirlos en el centro. Cuando los hayamos juntado en el centro tendremos que hacer presión para que no se separen y abran mientras los freímos.

Para freír los pestiños tendremos que coger una sartén y echar aceite de oliva virgen extra en abundancia. Tras esto se calentará el aceite y se irá incorporando la masa de los pestiños a la sartén. Los dejaremos freír hasta que ambas caras del pestiño estén doradas. Una vez que veamos que el pestiño se ha dorado lo apartaremos en un plato con una servilleta para que elimine el exceso de aceite.

Pestiños con Miel

Para lograr ese acabo con miel tendremos que elaborar en una cazuela aparte un almíbar con los 150g de miel y tres cucharadas de agua. Cuando el almíbar empiece a hervir apartaremos la cazuela. Ya simplemente nos queda mojar los pestiños en este almíbar (recomendamos el uso de una cuchara para ayudarnos) y presentarlos en un plato. Finalmente dejamos que se enfríen y podremos disfrutar de un exquisito pestiño

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.